Wapping es la historia de dos amigos y socios fundadores, ambos con formación técnica aunque perfiles profesionales muy distintos pero que compartimos una visión común: concebimos la innovación como un  motor que impulsa las empresas, mejora la competitividad y redefine la manera de vivir.

No hace mucho tiempo, ambos trabajábamos en grandes compañías españolas del retail de ámbito internacional. Uno, Rober, en el campo técnico, liderando y desarrollando proyectos tecnológicos implantados en decenas de países a lo largo del mundo. Otro, Jose, en el área comercial, definiendo y comercializando soluciones en un entorno internacional.

A menudo nos veíamos y comentábamos en qué proyectos andábamos metidos.

Observábamos una separación entre las demandas de las áreas de negocio y las soluciones que internamente se proponían para dar respuesta a esas necesidades.

Tampoco llegaba aire fresco de ahí afuera. Se había establecido un sistema basado en externalización de proyectos a través de consultoras tecnológicas y software factories con gente por horas, poca definición y plazos interminables.

Los departamentos de marketing, conscientes de un nuevo cliente, demandaban soluciones para diferenciarse, conectar y emocionar a este nuevo consumidor. Sin embargo desde el ámbito técnico no estábamos siendo capaces de ofrecer una respuesta a su necesidad.

Sólo los grandes y nuevos retailers digitales como Amazon o Alibaba tenían su negocio perfectamente orientado a los nuevos hábitos de consumo. El resto estábamos rezagados, haciendo lo de todo el mundo y a la expectativa de los siguientes cambios en el mercado para ver cuánto nos afectaban.

.

Sin embargo, no era algo inabarcable o imposible. La tecnología estaba madura, se trataba de ponerla a disposición del negocio para empezar a gestionarlo teniendo en cuenta a su principal activo: los clientes.

Conocíamos el retail, teníamos la visión, el conocimiento y la experiencia. Así que nos pusimos a trabajar  para desarrollar una solución que permitiese a cualquier negocio conocer a sus clientes y conectar con ellos a través de propuestas y servicios personalizados.

Fueron incontables horas dedicadas por las noches y en fines de semana, quitando tiempo a nuestras familias y amigos. Pasadas las etapas iniciales llegamos a un punto en el cual necesitamos más personal para ir más rápido. Llegaba la hora de asumir los primeros riesgos.

Dejamos nuestros trabajos para dedicarnos 100% al proyecto, incorporamos más personas al equipo, accedimos a una oficina en un centro de innovación y empujamos el desarrollo.

Tras tres años de trabajo teníamos la solución lista y empezamos a visitar los primeros negocios.

Los primeros contactos con cadenas de tiendas en distintos sectores: supermercados, moda, perfumería,… nos confirmaron que existía una necesidad que no estaba bien cubierta y que aportábamos un enfoque nuevo y fresco. Una herramienta que les permitía diferenciarse y tomar el control para gestionar su negocio en base a datos, datos que además tenían en cuenta no sólo ventas, rentabilidades y artículos, sino también a sus clientes.

El dato como elemento base para poder conocer al cliente, segmentarlo y ofrecerle servicios de valor e hiperdirigidos.

De repente podían pasar a conocer el comportamiento de los usuarios en su negocio y conectar con ellos de forma directa y personalizada!! Algo que sólo los grandes jugadores, y no todos, tenían.

De esas visitas iniciales surge rápidamente el primer cliente importante y con él algunas evoluciones de la plataforma para dotarla todavía de más servicios.

.

Comienza la andadura de Wapping en el mercado y la primera transformación real de un negocio.

Un negocio que poseía mucha información acerca de facturación, artículos, stocks, inventario, ventas por tienda, etc. pero que no conocía quién le compraba, con qué frecuencia le compraba, qué le compraba cada quien, qué podían comprarle y no lo hacían, etc, de repente empieza a gestionarse en base a lo que buscan y ansían sus clientes.

Un negocio que empieza a diferenciarse de sus competidores conectando con sus clientes con propuestas personalizadas adaptadas a sus gustos, preferencias y estilo de vida.

Una marca que ahora sí, siente que tiene el control para crecer y ser un referente en este nuevo tiempo, donde los modelos clásicos de gestión ya no sirven y donde el cliente se sitúa en el centro del negocio como piedra angular de la estrategia de producto y marketing.

Un negocio que crece con la tranquilidad que aporta una base de clientes leales y recurrentes.

_

Validada la solución en el segmento de los grandes negocios, el reto actual es doble:

     ✷   por un lado continuar trasladando la solución a más y más cadenas de tiendas, para que empiecen cuanto antes a disfrutar de las ventajas de conocer a su cliente y conectar con él a través de experiencias personalizadas.

     ✷   por otro, hacerlo del modo más eficaz posible, automatizando todo el proceso de comercialización y entrega de la solución para facilitar al máximo al cliente la prueba, integración y puesta en producción en su negocio.

 

Si tú también eres de los que quieres diferenciarte y asegurar el futuro de tu negocio, cuenta con nosotros y te acompañaremos en este apasionante camino.

El equipo Wapping.